Epidemiología y calidad asistencial en el paciente intoxicado en un hospital de tercer nivel

  1. Martín Pérez, Beatriz
Supervised by:
  1. Antonio Dueñas Laita Director
  2. Miguel Angel Castro Villamor Director

Defence university: Universidad de Valladolid

Fecha de defensa: 30 March 2012

Committee:
  1. Javier Castrodeza Sanz Chair
  2. José Luis Pérez Castrillón Secretary
  3. Guillermo Burillo Putze Committee member
  4. Jordi Puiguriguer Ferrando Committee member
  5. Santiago Nogué Xarau Committee member
Department:
  1. Medicine, Dermatology and Toxicology

Type: Thesis

Teseo: 321259 DIALNET lock_openTESEO editor

Abstract

INTRODUCCIÓN: Los dos pilares de la tesis doctoral, son la epidemiología de las intoxicaciones agudas y su calidad asistencial.Como rasgo común de los estudios epidemiológicos, encontramos la disparidad de criterios en los perfiles de inclusión y la falta de homogeneidad metodológica, lo que hace que sea difícil la comparación entre ellos. El creciente interés en los últimos tiempos, del estudio de la calidad asistencial en salud, se hace extensible a los pacientes intoxicados con la redacción del "CALITOX"- Indicadores de calidad para la asistencia urgente de pacientes con intoxicaciones agudas. HIPÓTESIS Y OBJETIVOS: La calidad asistencial que se presta al paciente intoxicado en un hospital de tercer nivel de Castilla y León no difiere de los resultados publicados a nivel nacional.Como objetivos: conocer la calidad asistencial de los paciente intoxicados que acuden al Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Río Hortega; Determinar los indicadores del CALITOX, estudiarlos y mejorarlos si fuera posible; Conocer la epidemiología de las intoxicaciones agudas en nuestro ámbito. MATERIAL Y MÉTODOS: Se trata de un estudio observacional, transversal y descriptivo que incluye todos los paciente diagnosticados de intoxicación aguda que acudieron al Servicio de Urgencias del Hospital Rio Hortega del 1 de enero al 31 de diciembre de 20707. Se diseñó una hoja de recogida de datos, donde se incluía datos de filiación, variables específicas sobre el agente tóxico y las intoxicaciones que permitieran el posterior análisis de los indicadores de calidad; datos clínicos, diagnósticos y terapéuticos. RESULTADOS:Se registraron 623 casos de intoxicaciones agudas en 2007 lo que supone una incidencia de 0,68% de intoxicaciones agudas (IA). El 56,02% de los intoxicados eran hombres(p=0,003). La edad media fue de 33,03(+/- 18,37) años. Respecto a la distribución temporal, los meses de Diciembre (11,60%), Septiembre (10,60%) y Marzo y Octubre (10%) fueron los que más número de IA registraron en relación con las intoxicaciones etílicas y por drogas ilegales y por monóxido de carbono. Respecto a la distribución semanal, la mayoría de las IA se registran durante el fin de semana (viernes, sábado y domingo) a causa del alcohol (p<0,0001); Y la franja horaria más comprometida fue de las 20:00 horas a las 4:00 horas. El 53% de las intoxicaciones fueron voluntarias, ascendiendo al 765 si asociamos los intentos autolíticos a estas últimas. El tóxico mayormente involucrado fue el alcohol con un 45,305, seguido de las benzodiacepinas (14,40%), Monóxido de carbono (7,20%), Cáusticos 6,60%), cocaina (3,20%) y paracetamol (2,60%).. En cuanto al acceso al hospital del paciente intoxicado, acudieron en transporte sanitario un total de 66% ( 52,80% en soporte vital básico y un 13,8% en soporte vital avanzado. Los síntomas que manifestaron los pacientes intoxicados fueron 36,6% neurológicos, 23,35 digestivos y un 6,45 cardiológicos y respiratorios. Al 77,8% de los pacientes se les canalizó una vía venosa y se le recogieron fluidos biológicos. En el 62,2% se les realizó un electrocardiograma. Respecto al tratamiento, requirieron oxigenoterapia el 21,2% de las IA, tratamiento sintomático el 43,5% y utilización de algún antídoto el 15,3% de los intoxicados (flumazenilo 12,3% , naloxona 2,2% y otros 0,8%). En cuanto al destino, el 61% fue dado de alta desde el servicio de urgencias, el 22% precisó derivación al servicio de agudos de psiquiatría para su valoración y un 3% se derivaron a la consulta externa de toxicología. Tan solo ingresó el 7% ( &% en planta convencional y 1% en UCI). El resultado de los indicadores de calidad CALITOX, fue el siguiente: Nº1: 9,79%; Nº2: 100%; Nº3: 86,94%; Nº4: 100%; Nº5:63,72%; Nº6: 19,66%; Nº7y 8: No se registró ningún caso; Nº9: 100%; Nº10: 88,53%; Nº11: 32,47%; Nº12: 64,29%; Nº13: 68,75%; Nº14: 50,74%; Nº15: 12,5%; Nº 16: 37,60%; Nº17: 87,07%; Nº18: 78,57%; Nº19: 0%; Nº 20: 0,56%; Nº 21: 0%; Nº22: 0,32%; Nº23: 0%; Nº 24: 0%. CONCLUSIONES: La calidad asistencial que recibe el paciente intoxicado en el Servicio de Urgencias del Hospital Universitario Río Hortega, es similar a la que se presta en otros hospitales españoles del mismo nivel de complejidad. El perfil del paciente intoxicado agudo que acude al servicio de urgencias, es un varón de 30 años intoxicado por alcohol y/o drogas de abuso, que llega al hospital en transporte sanitario básico y es dado de alta desde el propio servicio de urgencias, concordando con el prototipo hallado en otros estudios multicéntricos nacionales.En general, la atención de las intoxicaciones agudas en el servicio de urgencias de un hospital, consume gran cantidad de recursos materiales, de pruebas complementarias, medios humanos y de tiempo, lo que obviamente implica un elevado gasto sanitario. Para optimizar los recursos, es preciso la sistematización de los procesos asistenciales con la colaboración de todo el personal integrante en dicho proceso y la aplicación de guías clínicas como modelos de pautas a seguir en un paciente intoxicado.